viernes, enero 19, 2007

Nueva publicacion.

Guion y dibujos: Brian Janchez.
Edicion: Ediciones Noviembre.
Prologo: Fabio Blanco.
Precio: $1.

"Por qué será que a la pregunta “que estás haciendo” invariablemente respondo con una explicación acerca de lo que “debería estar haciendo”. La noche del 18 de Diciembre de 2006, me encontraba en una fiesta, levemente alcoholizado y hablando con Raúl Manrupe –especialista en cine argentino de animación– acerca de este texto y las historietas que le siguen.
Manrupe me recordó que Quirino Cristiani, pionero de los dibujos animados en el país había realizado un corto sobre la pelea Firpo - Brenan (“Fir ¡pobre! Nan”) e investigando leo por ahí que también hizo uno sobre la pelea Firpo – Dempsey.
También comentábamos que a diferencia de otros boxeadores Luis Ángel Firpo fue uno de los macanudos de su época, un tipo de mucha guita. Yo recordé entonces el diálogo que había tenido Gene Tunney (otro de los rivales de Dempsey, y otro que sufrió “la cuenta larga” del referí) con Firpo acerca de su fortuna.
“--Luis, me dicen que hoy en día tenés un capital de diez millones de dólares.
Él respondió, protestando, en su inglés entrecortado:
--Oh, no, Gene, oh, no, no. No diez. Tal vez cinco.”
La fortuna de Firpo es algo en lo que debería haber pensado cuando vi la estatua imponente que está junto a su tumba, en la Recoleta. Firpo aparece relajado, con su bata, las manos vendadas como un pugilista de la antigüedad. Mientras escribo esto, llueve, y no puedo dejar de imaginar la mirada de bronce estática en la oscuridad, el rostro iluminado brevemente por los relámpagos y la soledad del cementerio.

Cuando escribo el nombre de Brian Jánchez (el corrector automático insiste en escribir “Sánchez”. Windows ignora que Jánchez es una antigua palabra sefardí que significa “aquél que mete el dedo en el ventilador con una sonrisa” y que define muy bien el carácter audaz del autor.
Su elección de la pelea Firpo – Dempsey como tema central tiene que ver con varias cosas: 1) Su gusto por la época. Como fanático del pulp y del cine clásico lo comparto.
2) Su gusto por el deporte. Jánchez ha dibujado historietas sobre básquet, disciplina que no acabo de comprender.
3) Un ojo certero para elegir los temas.
Piensen en el mensajero de Maratón, en los 300 espartanos de las Termópilas, piensen en los milicianos de El Eternauta, piensen en las mejores películas sobre boxeo y se darán cuenta qué tipo de héroe es Firpo. Su victoria, como la de los protagonistas de Rocky, El Toro Salvaje o El Luchador (The Set-Up, 1949) va más allá del fallo de los jueces. El piñón que mandó a Dempsey fuera del ring fue festejado en Buenos Aires como un legítimo knock-out. Los fanáticos recorrieron las calles de Buenos Aires, seguramente deteniéndose a tomar un ajenjo o un vermouth. Recién al otro día se enteraron de que el referí se había hecho el sota y que Dempsey volvió a la lona para noquear a Firpo.
Sin embargo no hay un cuadro de George Bellows sobre la victoria de Dempsey pero sí hay uno acerca de su vuelo rasante sobre las sogas. Dempsey ganó la pelea, pero Firpo quedó en la historia.

Y si dudan del simbolismo que pudo tener recuerden que hablando despectivamente de Sudamérica Richard Nixon dijo “Allá todavía piensan que Firpo le ganó a Dempsey”. ¿Quién mejor que semejante corrupto para certificar con orgullo de ladrón acerca de una pelea robada?

Fabio Blanco"

5 comentarios:

sin vueltas dijo...

e vicitado este blog, recien.

cada uno save que es lo que quiere contar o decir. me alegro y que sigas con lo tuyo.

sin vueltas dijo...

que buena fefleccion,digo historia.

Brian Janchez dijo...

Bueno... Gracias.
brian.

Alejandro dijo...

Che, este pibe Brian no será judío, no?

Me gustó el gato nazi del rabino. Cuando se la ponen parece un conejo

Saludos

Brian Janchez dijo...

uy, no! me descubrieron.
brian.