jueves, septiembre 29, 2011

Rosh ha shana

Ayer fuimos al templo por rosh ha shana y medio que me acorde porque no voy tan seguido al templo. Osea, todo bien, yo pintaba para seminarista de chico, un diez en tora tenia, pero algo hizo click y deje de ir. Lo mas probable creo que fue que tenia que bañarme para ir y los viernes a la tarde noche ya medio que no tengo ganas de nada, pero es solo una teoria. Nada confirmado.

Pero sigo con lo que queria contar. Voy al templo, me siento en mi silla que tenia mi apellido. Es una de las pocas veces que me siento orgulloso que escriban Janchez bien, o mejor dicho, es la unica vez que escriben mi apellido como se debe y no ponen sanchez. No entiendo porque la gente confunde la S con J y son dos dibujitos distintos. Cuando sea dictador de algun pais centroamericano, La dislexia va a ser castigada con la muerte.

Despues vamos a la casa de mi tia, cenamos. Rosh ha shana es la mejor de las torturas. Te pones toda la comida que te pueda entrar y un %25 mas. Te sentis al otro dia como el culo pero pipon pipon.

Hoy es la segunda noche. Por eso, Shana tova!
Brian.

1 comentario:

Marcos dijo...

¡Juajuajua! ¡Muy buena página, mencantó! ¡Abrazo!