martes, octubre 11, 2011

Iom kipur!

El otro dia fue iom kipur y hacia bocha que no iba al templo ese dia y encima tengo la costumbre de ayunar para esa fecha. Siempre que ayunas, es por 24 horas pero si vas al templo es por 26. Esas dos horas son la posta en cuanto a sufrimiento. Osea, todo bien con las primeras 22, con el hambre no hay problema, la 23 y 24 son problematicas, pero las siguientes dos merecen estar catalogadas como horas hitlerianas por lo que te pasa. Dolor de cabeza, sed, hambre, energia, hasta empezas a lamerte y tener gusto a jabon... Ok, me fui al carajo.

La cosa es que voy al templo. Empieza, sigue, sigue y cuando pensaba que se iba a terminar, siguio. Se hizo larguisimo. Era todo el tiempo un amague tras otro. Miraba el reloj y el reloj no cambiaba los numeros. ¡Necesitaba comer! Si hubiera tenido un arco y una flecha salia a cazar judios (bueno, es que no hay muchos musulmanes en una sinagoga).

Termina la ceremonia y nos vamos a comer. Todavia me acuerdo que cuando era chico ese dia lo usabamos para ir a comer afuera con mi papa. Mi papa no respetaba un carajo, mama, si. Yo salia a mama.
brian.

1 comentario:

Fran López dijo...

Con mi familia tenemos al costumbre de conmemorar, todos los años, la llegada del mesías. ¿Viste qué loco?
Bueno, en esa celebración tenemos la costumbre de hacer regalos. El año pasado hicimos algo que espero se haga costumbre, que fue sortear a quién le tocaba regalarle a quién (así cada uno tenía que hacer un solo regalo y se podía poner las pilas).
Pensé que me iba a pasar lo que contás en la historieta, pero no, la re pegué.