domingo, noviembre 25, 2012

Subte estoris


Algunas historias de subte en la linea A.

-La linea tiene dos modelos de vagones: el clasico, de asientos de madera y otro mas "moderno" con dos filas de asientos enfrentados. Estaba viajando en uno de estos, cuando escucho una voz muy bajita. Pense que era un vendedor ambulante y giro la cabeza para la izquierda para ver donde estaba. No lo vi. Segui escuchando la voz y me di cuenta que habia un hombre en la mitad del subte, sentado en un no se que y con una acordeon a piano. Mi papa tocaba este instrumento y hace unos meses tenia ganas de aprender a tocarlo. Es facil de entender porque le tome cariño a este desconocido musico.

Empezo a tocar. Tocaba muy mal. En serio, muy muy mal. Quizas era el acordeon que estaba desafinado o por ahi el tipo no sabe, pero pense que ya se bajaba y que me iba a olvidar rapido. Subio en Primera junta y se bajo en Lima. ¿Cuantas estaciones son? Casi todo el recorrido y yo me bajo en Piedras. Una despues.

Termino de tocar, agradeci a no se quien y le di unas monedas mas para que se vaya que por lo que toco.

-Carabobo en la primer estacion de la Linea A hasta no se cuando. Por eso, existe la posibilidad de viajar sentado todo el viaje o parado porque quiero llegar temprano e irme antes. En mi trabajo, no importa el horario sino que se cumplan las 8 horas laborales.

El otro dia viaje parado y me toco un muchacho con un celular de esos modernos que podes tocar, girar e inlcuso jugar. Yo tengo un telefono que su unica gracia es el cronometro. No importa.

El muchacho que estaba sentado frente a mi se puso a jugar al Angry Birds. Le toco un nivel que deduje facil de resolver los primeros 4 segundos que vi la pantalla. Habia que tirar los rojos hacia arriba formando una parabola bien pronunciada, que caigan sobre el techo y que la caida de maderas provoque una explosion y mate a todos los cerdos que estaban en dos columnas que dependian de su estabilidad por la dinamita que formaba la base de toda la construccion. El joven tiraba siempre los pajaros rojos hacia las columnas que se cagaban de risa y ni se movian. Encima, cada vez que veia que no funcionaba el plan, reiniciaba el juego y volvia a empezar. Encima de boludo, tramposo. Salimos de carabobo y se bajo en Saens Peña sin poder pasar de nivel.
Brian.

No hay comentarios.: