sábado, diciembre 29, 2012

Ventilador

En mi trabajo, tenemos la costumbre de juntar plata para los regalos de los cumpleañeros. Mi primer cumpleaños me regalaron una cartuchera, con lapices y bloc de hojas. No es que no quisiera eso, pero ansiaba mucho recibir ropa. Una chomba de alguna marca con un animal parecido a un cocodrilo o un par de medias de nylon me hubieran gustado mas. No es que no me haya gustado pero genero cierta polemica en algunos sectores de la oficina que pensaron que me merecia otro regalo. Yo no dije nada. A caballo regalado no se le mira los dientes.

Aunque, al año, decidi que habia que revisar la dentadura de cualquier animal que me fueran a regalar. Pedi por favor que me regalaran ropa y eso hicieron. Me dieron dos remeras y una bermuda. Sin embargo, fui a cambiar todo al otro dia. Eran las 5 de la mañana y ya estaba en la puerta del local esperando a que abrieran. Las dos remeras no me acuerdo si me quedaban chicas o eran muy feas. Lo que si no me voy a olvidar, fue la bermuda. Decirle espantosa era decirle linda en cierta forma. Era de una tela de sillon de telo con ganas de parecer pantaloncito de imitador de Mcgyver. Muy fea.

Esta vez, pedi la plata para poder comprarme un ventilador y ayer me lo compre. Fui a Garbarino (epa, esto es un PNT), miro los diferentes modelos y le pregunto al vendedor si puedo probarlos. Es muy comun que un ventilador prometa y al final lo que hace es chupar aire en vez de darlo. Me dice que no. Que tengo 5 dias para probarlo en casa. Me lleve el que parecia mas turbina de avion.

Llego a casa y es imposible de armar. Habia que destornillarlo desde adentro. ¿Como? No se. Juro que era imposible. Trate de darle vueltas al asunto y no le encontraba solucion. Osea, yo siempre fui muy bueno armando cosas. Los kinder sorpresa los armaba sin ver las instrucciones. En eso, llega Ernan porque tenemos que terminar de diseñar su libro (pronto en las mejores comiquerias) e intanta ayudarme a armar el ventilador. Al principio me trata de boludo que no puede clavar un palito en un chizito pero a los dos segundos se queda mirando todas las partes y no entiende nada. Le pido por favor que me acompañe a devolverlo y pedir otro. Eso hacemos.

En el camino me pregunta cuantas cuadras son hasta Rivadavia y yo le digo que 3. Me dice que no puede ser. Que yo vivo al 500 y que tienen que haber 5 cuadras. Le contesto que no, que son menos. Tenia razon el. Posta que pense que eran 3, 4 a lo sumo.

Llegamos. Tardan bocha en atenderme para atenderme devuelta. Tenes que ir a donde te entregan el electrodomestico para que despues te manden con el vendedor y te de otra cosa. Con cada uno tarde casi 30 minutos. Entramos al local a las 8 menos tanto y nos fuimos casi a las 9. Le pido otro modelo de ventilador, uno mas barato, y me devuelven la plata. Ya con eso estaba feliz.

Llego a casa y con Ernan lo armamos o mejor dicho se arma solo. Encima funciona como los dioses. El mejor ventilador de mi vida.
Brian.

No hay comentarios.: