sábado, mayo 11, 2013

Donar


No me acuerdo cuando deje de ver pokemon, pero seguramente es hace mucho. Creo que estaba en la liga naranja o algo parecido y uno de los personajes nuevos era un pibe que sacaba fotos en el juego que tenias que sacar fotos a pokemones (espero que se haya echado al que penso esa idea). La cuestion es que algo queme indignaba en ese momento de la serie era que Ash dejaba libre a sus pokemones cuando alcanzaban un nivel del carajo y despues lo veias perder en cada uno de los torneos. Ok, es mas impotante la felicidad del otro que la gloria, pero la cancion decia "tengo qu ser siempre el mejor, mejor que nadie mas" y bla bla bla. Osea, por un lado era un excelente material de autoayuda para niños y por el otro no entendias porque el propio Ash se autoboiteaba.

Pero bueno, esto no es un analisis de Pokemon.

El otro dia voy a la biblioteca de ciencia y labor y me pongo a revisar la seccion de historietas que fue basicamente donada por mi. Hay una importante cantidad de libros, revistas y fanzines. Aproveche hacerlo porque mis alumnos estaban muy tranquilos, algo que no pasa muy amenudo. En eso, me invadio una sensacion de arrepentiemiento: ¿como podia haber donado tantas cosas que me gustaban?

No se. Me senti un boludo. O mejor dicho, me senti Ash cuando seguramente vea a Charizard siendo el mas capo de los pokemones del mundo o Squirtl convertido en un Blastoise.

Pense seriamente meterme en la mochila algunas cosas. Los pibes no iban a darse cuenta, no habia bibliotecaria y... pense ¿por que done todo esto en un principio?

Volvi a acomodar todo. Y segui la clase.
Brian.

1 comentario:

A girl called María dijo...

como soy tan... agarrada de mis cosas, al final siempre dono lo que realmente ya no quiero ni me importa y que sé que no me voy a arrepentir. Llamenme materialista: lo soy.