martes, septiembre 24, 2013

Y la piedra filosofal

Desde el jueves al ultimo domingo, hubo un festival de historieta en Tecnopolis el cual se llamo Comicopolis y en el cual estuve vendiendo los libros de Ediciones Noviembre, dando un taller de humor grafico de imprevisto y caminando cuadras y cuadras cada vez que queria ir al baño. Sin embargo, no voy a hablar de eso, sino que el sabado a la noche vi Harry Potter y la piedra filosofal.

Hacia rato que la queria ver. Que los links en Cuevana no estaban mas, que los lugares donde la tenian online estaban en castellano, hasta alguna vez que no se cargo nunca nada o cargar y decir "¿2 horas de pelicula? Nah, me voy a dormir". Por eso opte por la opcion mas facil, la opcion de los campones: ir al dvd club y alquilarla. Me encanta alquilar. Es entrar, meditar, pensar, elegir.

La vi el sabado a la noche. Despues de una jornada durisima en Comicopolis, la cual incluyo frio y lluvia. La espalda me decia basta, las pantorillas me gritaban dolor (nunca me dolieron la pantorrillas, ¿que mierda hice?) y una sensacion de gripe me estaba envenenando el alma, pero las energias estaban.

Y la verdad, la pelicula me defraudo. El guion mejora algunos problemas del libro (la boludes del dragon Norbert y la personalidad del profesor Quirrell) pero la direccion de la pelicula no tiene el cuidado y la atmosfera que necesita la historia. No tuve esa sensacion de colegio y aprendizaje y mucho menos la magia (y no la magia de magia sino magia de descubrimiento) que es Hogwarts. Como que el castillo deberia haberse vuelto personaje y no termina de serlo. No se, quizas me equivoque.

Mientras tanto, sigo leyendo el prisionero de Azkaban (vamos lento, eh) y la camara secreta (que me parecio muy lindo libro) ya la debo poner en la lista de peliculas.
Un saludo
Brian.

No hay comentarios.: