miércoles, febrero 19, 2014

Ahi



Hoy fue el dia mas mierda, de una semana de mierda, de un mes de mierda y de un año de mierda.

Ya pasaron 7 dias desde que todo cambio y hoy fuimos con mi hermana a mi casa materna a ordenar, buscar cosas, etc. No iba a ser facil, nunca es facil cuando estoy yo.

Tenia que ir al medico a las 9. Me quede dormido. Me levanto, lavo los dientes, peino como puedo y me digo que necesito urgente un peluquero. Salgo y voy a la parada. El 124 no viene. Un señor mayor, muy encorvado espera el 180. O 181. No se. Pasa su colectivo y no lo ve. El mio no llega. Un poco llovizna. Tengo un buzo puesto y hace calor. En el vidrio del kiosco me veo el pelo. Sigo pensando que tengo que ir al peluquero. Llega el bondi y el bondi del señor mayor tambien. Me fijo que se lo tome. Me sonrie y me voy al medico.

Schonfled me saluda con afecto. Sabe lo de mi mama. Espero que atienda una paciente y paso. Me saco el buzo, el celular, las llaves y la billetera. Charlamos. Le cuento como paso todo. Lloro un poco y me peso. Despues de estas 3 semanas de espanto, la balanza sigue igual. Soy el campeon del peso. Me pregunta si tome vitamina d y le digo que no tuve tiempo. La vitamina d se consigue tomando sol. Yo soy la definicion de blanco teta. Me da un frasco. Me ahorro como 100$.

Salgo y me voy a tomar el 124. Hoy confirme que es el colectivo mas hijo de puta del mundo. Y el que mas veces tome tambien. Dos no me paran. El tercero casi me arranca el brazo izquierdo. La veo pasar a Deborah H. Estaba enamorado de ella. Esta igual. A mi me crecio la barba nada mas.

Llego. Estan mi hermana y Mirta sacando la ropa en la cama. Falta mama. Siempre va a faltar mama. Pregunto donde esta Muffin, estaba en casa de mi tia. Viene mas tarde. Shirly me dice de comprar bolsas de residuo grandes, yo digo tambien de comprar algo de comer. Alcanza para fideos. Voy al chino, compro, una mina quiere una canastita para el inodoro. Se queda en la caja elegiendo. Me hace poner impaciente.

Cocino. Pongo el agua a hervir. Discutimos con mi hermana. A los gritos. No nos entendemos. Nunca nos entendimos. ¿Nos entenderemos? Mirta se pone en el medio. Concilia ambas partes. Almorzamos. Mi hermana, no. Voy a hablar con ella. Estamos mas tranquilos.

Tenemos que buscar unos papeles de un inquilino. No lo encontramos. Por ahi esta en la agenda. ¿Donde esta la agenda? En mi casa. Voy para alla y vuelvo caminando. Estoy transpiradisimo. Muffin esta en casa. Como amo a esa perra. Le doy la agenda a Shirly, buscamos pero no sabemos a quien. Me duermo una siesta.

Seguimos sin saber del inquilino. Mierda, mierda y mas mierda. Mi hermana hablo con el abogado, no recuerda el nombre del inquilino, nos dice que lo va a buscar, hay que ir a verlo. Queda enla loma del orto, yo no puedo ir. Tiene que ir ella. Llamo a un amigo de mi mama, le pregunto por el tipo del cual no sabemos nada. Tampoco, sabe. Encontramos unas facturas de telefono, gas, abl y luz. No nos damos cuenta que el telefono del tipo estaba ahi. Llamamos a otras personas con ayuda de la agenda. Todos numeros equivocados. Me cae la ficha. Llamo al numero de la factura. Es. Quedamos en organizarnos. Nos cuenta de una cuenta de banco que tenia mi mama. No sabiamos, ninguno la conocia. Va a sucesion. Mas mierda.

Voy al club a hablar sobre las clases de este año. Me entero que la mama de un alumno fallecio. La transpiracion me pesa un millon de kilos. Le pido a la secretaria del club el telefono de la casa del pibe. Llamo, me atiende la abuela. Digo que voy a tratar de llamar mas tarde. Tambien, que lo siento. Quedo en un dia para volver a dar clase. No me acuerdo cuando.

Vuelvo a casa. Mi hermana baño a Muffin y me pide si la puedo dejar sola. Acepto. Agarro unas ropas que habia dejado para lavar y me voy. Ya era tarde para ir a un peluquero. Ya no me importaba tampoco.

Despues no paso nada, pero la mierda seguia ahi.
Brian.

3 comentarios:

Benitez dijo...

Nada mejor que publicar esto un miércoles.
Un abrazo Brian.

A girl called María dijo...

te mando un abrazo. Mierda y más mierda todo.

José A. García dijo...

Lo malo de la mierda es que por más que hagamos un millón y medio de cosas, sigue estando ahí.

Suerte

J.