lunes, abril 07, 2014

Cama

Jueves. Volvi del trabajo a las 18 hs. Salude a Muffin que saltaba de alegria mas de 3 metros. La alce, le di un beso y revise la casa. Todo estaba impecable. Muy bien, mi perrita bonita le dije mientras buscaba la correa. Salimos a pasear a la plaza. Dimos una vuelta, hicimos sociales con otros caninos y volvimos. Hice algunas compras, dibuje, jugue al nba 2k13, cene, me bañe y me fui a acostar. Antes de dormir, jugue un poco con Muffin. Cuando todo estaba listo para meterse al sobre, me tape con mi sabana azul, mi frazada amarilla y acoste la cabeza pero... algo raro ocurria. Me comi los labios, cerre los ojos y los cinco dedos de la mano derecha se juntaron en un puño y despues se abrieron chocandome la cara. La cama estaba mojada y Muffin sabia muy bien quien habia sido. Desarme todo, puse lo mojado en el canasto de la ropa sucia y la cague a pedos de arriba abajo. Le señale el pis y le digo que muy mal. Estaba enojado.

Viernes. Volvi del trabajo mas temprano para poder ir al templo a decir Kadish. Salude a Muffin que saltaba de alegria mas de 3 metros. La alce, le di un beso y fui directo a la cama. Vomito su golosina. Limpie y decidi no darsela mas. Segui revisando. Volvio a hacer pis en la cama. Si el dia anterior estaba enojado, en ese momento mucho mas. La rete con todas las ganas del mundo. Se da cuenta que se mando una, se escapa y baja la cabeza. Puso su mirada triste. Otra vez la vuelvo a retar y despues una vez mas. Desarme la cama, tire todo en el canasto, levante el colchon que estaba mojadisimo y le pongo el ventilador para secarse. No sabia que hacer. No tenia donde dormir (ok, tenia el piso y unos diarios para acostarme, pero la idea no me seducia nada). La mire, seguia sabiendo que se habia mandado una. Busque el bolso, puse toda las sabamas y frazadas meadas y me fui a la casa de mi mama a lavar la ropa. Ya no podia ir a decir Kadish.

18:30 me puse a lavar la ropa. Dos sabanas, dos cubrecamas y una frazada. Un rato despues no habia mas sol pero si viento. Muffin estaba nerviosa, me miraba triste y se avalanzaba sobre mi con cautela. La trate de calmar con caricias. Como si entendiera lo que le decia, le explique que hacer pis en la cama esta mal. Se seco la ropa y volvimos a casa. El colchon estaba casi seco, pero aun asi lo di vuelta. Nos dormimos.

Lunes. Volvi del trabajo a las 19 hs despues de un viaje eterno y caluroso en subte. Antes de entrar a casa, tome una bocanada de aire. Con la mitad podria ir y volver al Titanic 3 veces. Ni bien cruce la puerta, fui directo a la cama. Muffin me chocaba con la cabeza para que la salude, pero no le preste atencion. Revisaba y revisaba. Cada milimetro, cada lugar que tienen esos 2 metros cuadrados de resortes, tela y espuma. La cama estaba seca y respire como nunca antes habia disfrutado el oxigeno antes. La alce, le di un beso y nos fuimos a dar una vuelta.
brian.

2 comentarios:

A girl called María dijo...

aprende rapidísimo, bien ahi

José A. García dijo...

Otra que el encantador de perros...

Saludos!

J.