lunes, diciembre 22, 2014

Pesebre con C


Situacion: hay que hacer la invitación al brindis de fin de año. Yo, el unico diseñador a 1 kilometro de distancia, la tengo que hacer. Resultado final: Caos y puteadas. Sabor a sangre y barro en las bocas. Un dia mas en mi vida laboral.

Unas semanas atras, piden que diseñe la invitacion al brindis de fin de año y obedientemente, hice dos diseños para que elija el final boss. Ninguno les gusto, porque preferia algo mas sencillo y con menos colores. Sin perder tiempo, al dia siguiente hice dos nuevas propuestas que fueron tambien descartadas. Querian un pesebre. Jamas habia hecho pesebre.

Como faltaba poco para la fecha del brindis, me documente rapidamente, vi algunos ejemplos y puse mis manos en modo turbo para poder llegar con la invitacion a tiempo. Esta vez, todo fue aprobado y no hubo problemas.

La chica de prensa me avisa que el mail fue enviado a todos y la veo irse a charlar con el resto de la oficina. El escritorio que utilizo como base de operaciones queda bastante lejos por lo que me costaba escuchar el ruido que se armo despues. Al parecer, no habia gustado un pesebre en la invitacion debido a una connotacion religiosa bastante obvia. Cualquier cosa que me dijeran, sabia que debia contestar con "ME OBLIGARON A HACERLO. LES JUROS QUE YO NO QUERIA, NI SE QUE ES UN PESEBRE". Pero ese no era el problema.

Al dia siguiente, una compañera de trabajo me comenta como pude escribir pesebre con C en vez de S. La invitacion venia con flyer de nombre "diseño_pecebre". Yo le digo que no habia sido yo, y buscamos los archivos. El que yo mande a prensa antes de mandarselo a todos, no tenia la palabra pesebre, sino el nombre "diseño_brindis_D". El "pecebre" lo habia escrito prensa para no equivocarse al mandarlo. Ahi me entere que habia un rumor que yo era el autor del error de ortografia porque la chica se habia declarado inocente de tal accion. DEBIA APLICARSE JUSTICIA.

Baje las escaleras hacia la oficina de prensa y conteniendome con la fuerza de un Thor de barrio norte, le dije "¡SOS UNA BRUTA! ¡ESCRIBISTE PESEBRE CON C!". Hubo piñas, escupitajos, dos o tres personas quedaron paraliticas y todo se soluciono en 3 segundos. Me pidio disculpas y me dijo que no me preocupara.

Subi devuelta al piso 11 y en cada escalon pensaba de 3 a 5 minutos que hacer con esa fama de analfabeto que me habian ganado en esa rifa llamada vida. Hoy todavia no se que hacer.
brian.

No hay comentarios.: