martes, noviembre 10, 2015

Lecturas de transporte publico


Hace un tiempo que no encuentro lectura para transporte publico. Los tres ultimos libros que intente leer camino al trabajo, los abandone.

La gansada de Fontanarrosa me aburrio mucho. Habiendo leido solo 50 paginas, me di cuenta que el ritmo contante de chistes me imposibilitaba crear un vinculo con los personajes. Por otra parte, No se si he sido claro, tambien de Fontanarrosa, casi lo termino. Algunos de los cuentos que forman la antologia me parecieron chistes alargados o chistes sin buenas resoluciones. No encontre ficciones que construyeran un vinculo emocional conmigo como con Puro Futbol y El Rey de la Milonga. No me extraña mi teoria, que al ser libros mas nuevos, la prosa de Fontanarrosa estuviera mas afilada.

Por ultimo, intente leer a Tolkien en Los hijos de Hurin, pero mi problema fue que se me hizo dificil encontrar un ritmo con el libro leyendo de a pocas paginas o ninguna segun el dia. Tolkien es un autor que juega mucho con la informacion que le da al lector y cualquier distraccion puede generar que el gps narrativo explote. A los pocos dias, no entendia que pasaba entre personajes que eran hijos de hijos que habian participado en guerras que eran guerras de otras guerras. Prometo leerlo en otro momento. Quizas en vacaciones.

Ayer, mientras escapaba de una lluvia con granizo, me tope con Open, las memorias de Andre Agassi. El tenis no es mi deporte preferido, ni nada que se le acerque, pero me daba curiosidad la biografia de un tenista. Ademas me habian dicho que estaba muy bueno y el primer capitulo le da la razon. Creo que lo voy a seguir leyendo.
Brian.

No hay comentarios.: