miércoles, noviembre 18, 2015

Open


"Capitulo 1: El final" y asi el primer capitulo de Open, las memorias de Angre Agassi, se convirtio en una de las mejores cosas que lei en la vida. Escrito por J.R. Moehringer, el libro cuenta la carrera tenistica de Agassi. Ya desde los primeros parrafos, queda en claro que Agassi dice odiar el tenis pero no puede no jugarlo, lo necesita tanto como valvula de escape como tambien de carcel de sus otros miedos y furias. Un padre imposible, una tristeza infinita y el unico motor en su vida es una raqueta y un par de pelotas.

Mas alla de ser un libro de memorias, lo destacado sea la construccion de Agassi como personaje. El final con el que empieza el libro, no es el ultimo partido de el, sino el anteultimo, pero quizas sea con ese partido cuando su mente se despidio del tenis. Su ultimo esfuerzo y sacrificio. Al mismo tiempo, nos cuenta su dia, su preparacion y la gente que lo acompaña antes de irse a jugar. Quienes son, que funcion cumplen en su vida: su familia, sus preparadores, los guardias de seguridad del estadio de U.S. Open, su rival. A medida que va pasando el capitulo, la figura de Agassi se va dibujando con precision, se entiende el en sus contradicciones y tambien logra explicarnoslas, que podamos entenderlas y aceptar cada cosa que nos cuenta. Odia el tenis. Juega al tenis.

Los capitulos que le siguen, cuenta la historia de su padre y la obsesion que tenia para tener un tenista en la familia. Esa obsesion fue la que lo fue alejando de sus 3 primeros hijos, pero al ver que el mas chico tenia un potencial distinto al de los otros, aposto todas sus energias en el. Gritos, retos y un entrenamiento que ni Goku podria soportar. "Si un nene puede devolver 2500 pelotas por dia, devolvera 1 millon al año y un chico que devuelva un 1 millon de pelotas al año sera invencible" decia su padre (o algo asi, no tenog la cita precisa). Agassi tenia 7 años cuando empezo esta locura.

Ya voy casi por el final. No aburre nunca, no baja el ritmo. Las anecdotas, las opiniones, la tristeza que acompaña a ese hombre seguida de un hambre de algo, que no sabe bien que es, convierte al libro en un librazo. Una sorpresa. De verdad,no quiero que termine.
brian.

No hay comentarios.: