miércoles, enero 20, 2016

Lavandina


¡OH! ¡Fin de semana! Ocio, alegria, fiesta, descanso infinito y vivir en medio de una lluvia de papel picado de mil millones de colores durante 2 dias enteros, 48 horas seguidas de alegria atomica. Uno de los momentos mas felices de mi fin de semana es cuando me pongo a lavar la ropa. ¡Que feliz que soy! Me encanta ir con el canasto al lavadero, prender el lavarropas, combinar el jabon con el perfume y que 30 minutos mas tarde este todo limpito. ¡Colgar tambien me parece superdivertido! Sin embargo, este fin de semana paso algo raro. Sentia que todo se habia vuelto repetitivo, aburrido y necesitaba un cambio. Gire la viste a todos los lados que se puede y ahi encontre la solucion...

Unas semanas atras, una remera blanca con el logo de los New Jersey Nets se me habia vuelto azul. Le coloque un poco de lavandina y volvio a ser blanca y pura como algo blanco y puro. Nunca nadie me explico bien como funciona hipoclorito de sodio, pero pense que funcionaba para sacar manchas fuertes y fue lo que use para lavar la ropa este ultimo fin de semana. ¿Que podia pasar de malo? Les juro que no sabia lo que podia pasar.

La lavandina destiñe. Asi de facil. Un calzon ahora es rosa, una chomba negra es 65% roja y otra de rayas blancas y azules tiene algunos tintes de color salmon. El resto sobrevivio sin problemas, pero no es suficiente para sacarme el peso de 15 millones de kilos de boludez.

Equivocandose, uno aprende, ¿no?
brian.

1 comentario:

A girl called María dijo...

Ya tenés la clásica ropa manchada con lavandina de amx de casa.