martes, mayo 10, 2016

Netflix

Hace un poco mas de un mes, me mude luego de un verano infinito y un otoño que prometia no dar tregua. Ordenar, construir nuevos habitos y acostumbrarse han sido las metas de estos ultimos dias. Por esa razon, no pude sentarme a escribir a pesar que los dedos me pedian a gritos de hacerlo. Hoy, decidi que iba a ser el ultimo dia de estas vacaciones blogueriles y que el mundo se iba a enterar por fin de como me traicione completamente y destrui a todo aquel que fui en algun momento. Damas, Caballeros: tengo Netflix.

Yo era de esas personas que se reian de aquellos que pagaban para ver cosas por internet, porque, la realidad es que esta todo gratis para ver ahi. El unico problema es buscar las diferentes webs de streamings, ya que usualmente caen y suben todo el tiempo, pero nunca hubo muchos problemas. Quizas, alguna computadora lenta, quizas en alguna plataforma no andaba, quizas y quizas. Para alguien que minimamente entiende como funciona google es facil (en este grupo generalmente no entran tias ni el jubilado con bolsa de dia que se sube al subte por una parada).

Sin embargo, un dia...

Vi que cuando terminaba un capitulo, empezaba otro y despues de ese, otro mas. Era una droga y muchas mas adictiva si era Power Rangers Time Force. ¡DIOS MIO! Netflix es imposible de dejar. Me estoy yendo a dormir todas las noches super tarde (para mi vida de hombre de 500 años, es dormirse despues de las 23 hs) y hasta Muffin me pone caras de orto cuando estamos enla cama y yo con el celular al mango.

Ha sido una de las mejores decisiones de toda mi vida.
Brian.

Pd: Espero que el equipo de liquidaciones de Netflix vea que lindas palabras he escrito y me hagan un descuento o un año gratis o al menos que me manden una taza, de cualquier cosa, no hace falta que sea de ellos.


No hay comentarios.: