miércoles, abril 26, 2017

Calidez








La vida es muy corta para no vivir ciertas experiencias, solo hay que animarse y dejarse llevar a nuevas sensaciones. Hace un año que vivo en esta casa y fue el tiempo suficiente para tomar un camino nuevo y apartarse de la rutina. Llevaba varios dias pensandolo pero el lunes, unos minutos antes de sentarme a cenar, tome la iniciativa y puedo decir, sin temor a equivocarme, que mi vida cambio: puse lamparas de bajo consumo calidas en el living.

Bueno, esta bien. No cambio nada mi vida. Sigo con la misma rutina aburrida de siempre. Levantarme, sacar a pasear a Muffin, ir a trabajar, leer en el subte, volver, sacar a pasear a Muffin, cenar, bañarme y dormir. Cambiar unas lamparas fue lo mas emocionante y no estoy mintiendo.

En fin. Hasta luego.
Brian.

No hay comentarios.: