lunes, agosto 07, 2017

Groucho, yo y yo.








Hoy, recien, apenas unas horas, termine mi tercera biografia de Groucho Marx y sin dudarlo, ni un microsegundo, es la peor de todas. Las anteriores que lei, escritas por Stafan Kanfer y Arthur Marx (hijo de Groucho), estuvieron mucho mejor. Sin embargo, esta es un desastre. Faltan detalles, divaga demasiado e incluso aburre. ¿Quien pudo haber escrito algo asi? Y solo una persona en el mundo fue capaz de estar detras de una maquina de escribir y haber sido el autor de semejante bodrio: el mismisimo Groucho Marx.

De las biografias antes mencionadas, la de Kanfer tiene ventaja por ser la que se escribio luego de la muerte del actor, sin embargo, es tan completa que "Mi vida con Groucho" no logra ni despeinarla. La de Arthur Marx es una lectura complementaria a la primera, que quizas sea una especie de extenso pie de pagina. En ella, el hijo de Groucho nos cuenta detalles de la familia y logra desarrollar en la imaginacion del lector un poco mas esa figura tan compleja y violenta con su entorno familiar.

Cuando compre el libro hace unas pocas semanas, entre a la libreria y me lo lleve. En ese momento estaba terminando Neverwhere de Neil Gaiman (que me aburrio mucho y se volvio interminable) y el siguiente libro que tenia para leer era la autobiografia de Pu Yi, el ultimo emperador chino. Sin embargo, lo saltee y fui directamente a Groucho y yo.

Como no es la primera vez que leo sobre los comienzos de los hermanos Marx, el principio del libro me resulto muy vago. Seria injusto compararlo con Harpo habla (porque es uno de los mejores libros que lei en mi vida), pero incluso con el articulo de wikipedia de Groucho, el libro pierde. Durante varias partes del libro, deja mas que claro que no le interesa hablar de si mismo y cuenta los comienzos de la carrera artistica de los hermanos Marx hasta que llegan a Hollywood. A partir de ahi, se pierde toda sensacion de leer una (auto)biografia y se convirte en una sucesion de monologos que al no tener una contencion, convierten muy aburrido al libro. Los momentos mas interesantes para leer hubieran sido los procesos creativos y en particular aquellos cuando colaboraron con Irving Thalberg de MGM. Thalberg es de las pocas personas a las que Groucho consideraba genio. Cuando habla de el, dice que las unicas dos buenas peliculas de los hermanos Marx fueron aquellas que Thalberg produjo (el resto fueron pasables o malas). Sin embargo... Groucho decide economizar los parrafos sobre su mejor productor y gastar mas esfuerzos en chistes de dentistas.
brian.

No hay comentarios.: