viernes, diciembre 08, 2017

Keeki II








La primer noche que pasamos juntos, Keeki y yo, pensaba que ella podia dormir conmigo en la cama, pero me di cuenta muy rapido que no era buena idea. Una chow chow adulta puede pesar entre 20 a 25 kg y medir de altura unos 50 cm, por eso, ya de cachorra, ocupa un considerable espacio.De esta forma, aquella noche, Keeki durmio en el piso al lado de la cama.

Al pasar los dias, fue acostumbrandose mas y mas a su nuevo hogar y eligio cual seria su lugar para dormir: el baño.

El otro dia, mis amigos Francisco y Sarah vinieron a cenar a casa y en un momento Sarah tuvo que ir al baño. No me imagine que podia pasar algo pero sin dudas, Keeki se la vio muy enojada. Le molesto mucho que alguien vaya a su cuarto. La siguio a Sarah, se le quedo esperandola en la puerta y no acompaño la espera moviendo la cola. Estaba muy enojada.

Cada vez que entro yo al baño, le tengo que pedir por favor que me deje estar solo. Me incomoda que me vea haciendo lo que tengo que hacer y por eso, ya va aprendiendo que es un espacio que tiene que compartir. Cuando digo que me voy a bañar, no insiste y sale de inmediato.

Con el correr de los dias, Keeki y yo vamos aprendiendo a convivir con el otro. Descubrimos cosas nuevas y la vida es un poco mas maravillosa al tener una compañerita tan dulce y juguetona como ella. Todo ha sido una maravilla desde que esa montañita de pelos y pulguitas entro a este casa. Todo ha sido perfecto hasta hoy: jugando me rasguño el brazo y tengo una herida de 10,5 cm que obviamente se convertira en una cicatriz horrenda y espantosa la cual hara creer a la gente que no tengo ninguna estabilidad emocional.

La odio.
Brian.