viernes, julio 06, 2018

Zama








Ayer, en un viaje en colectivo eterno, termine de ler Zama de Antonio Di Benedetto, el mismo libro en el se basa la pelicula del mismo nombre y que dirigio Lucrecia Martel. Cuando la vi en el cine el año pasado, se convirtio en una de mis peliculas favoritas de inmediato. El libro me gusto mucho, la pelicula mucho mas.

La diferencia en ambas obras, creo yo, es que tienen edificaciones distintas a pesar de compartir la misma estructura. Por un lado, el libro explica mejor la desesperacion de de Diego de Zama de escaparse de esa vida que lleva, mientras que la pelicula intenta (y logra) hacernos sentir aquello de lo que el personaje intenta escapar. En el libro y la pelicula, Zama se desarma de diferentes formas y a velocidades distintas. Por una parte, el soporte es responsable de eso, pero tambien, la construccion de sentido es diferente. En la pelicula, Zama intenta escapar del aburrimiento que lo ataca brutalmente, pero en el libro, el mismo personaje pareciera esperar un golpe de suerte en cada momento.

Sin embargo... No puedo. No puedo seguir escribiendo.

Resulta que estoy de vacaciones y hoy fui a comprar pinceles de sumi-e al barrio chino. Vuelvo y veo que Keeki agarro mi Kamen Rider Black... MI UNICO KAMEN RIDER y se lo llevo a la cama de despedazarlo. Perra hija de perra!!! Trate de tranquilizarme dibujando pero no, ni en pedo. Despues, me puse a ver videos en youtube. Tampoco. Bueno, dije, me pongo a escribir en el blog. Y no. Menos.

La odio. La odio. La odio!!!!!!

No se, lean Zama y vean la pelicula.
Chau.
Brian.

No hay comentarios.: