miércoles, septiembre 12, 2018

La Hija del Carpintero























Generalmente, los textos que acompañan mis historietas en el blog no tienen relacion. Pero en esta oportunidad, creo que es necesario que escriba sobre la historieta que hoy termina: La Hija del Carpintero.

Si esta es la primera vez que la leen, le ordeno la cosa.

Capitulo 1:
Parte 1
Parte 2
Parte 3

Capitulo 2:
Parte 1
Parte 2
Parte 3

Capitulo 3:
Parte 1, 2 y 3 (esta entrada).

El año pasado visite a mi amigo Fran Lopez que vive en Seattle. Durante las 3 semanas que estuve en su casa, me dedique a pasear, ir a la NBA y hablar en ingles con algunos norteamericanos (en alguna oportunidad de manera fluida y en otras, no tanto). Tambien me dedique a dibujar historietas y a charlar con mi amigo sobre como se hacen. En una de nuestras charlas, Fran Lopez me desafio a que haga una historieta mas larga de la que estaba acostumbrado a hacer. Por aquella epoca, habia terminado El Permiso con 32 paginas y las historias que siguieron rondaron las 24. No estaba seguro al respecto. Mi historieta mas larga habia sido Shloishim que tuvo 62 paginas (y que hice hace casi 10 años!!!). Le dije que lo iba a pensar.

12 dias luego a mi regreso, Fran Lopez y su esposa, Sarah Glidden, vinieron de visita a Buenos Aires y los invite a cenar a casa. Esa noche les conte dos ideas que habia pensado. El voto unanime fue para La Hija del Carpintero.

Hacer historietas es un motivo para aprender a hacer cosas que no sabemos. Mi idea en todo momento era que este proyecto iba a ayudarme a ejercitar los musculos de un relato mas largo al que estaba acostumbrado. La Hija del Carpintero nunca dejo de ser una aventura en la que me senti contento a cada pagina que escribia y dibujaba. Por si no se nota, me gustaria que el lector sepa que esta es una historia muy importante para mi.

Para finalizar, muchas gracias a todos los que me acompañaron en la realizacion de esta historieta. A los que me empujaron a hacerla, hasta los que cayeron a leerla de sorpresa.

Pronto voy a empezar a contar otras historias y espero que este ahi para acompañarme.
Brian.