viernes, marzo 31, 2017

Miyamoto








Yo estaba re tranquilo en casa cuando me puse a ver un video en youtube sobre Takehiko Inoue. Inoue me parece uno de los autores de historieta mas increibles que lei en mi vida pero no pense que esos casi 60 minutos de documental me hicieran tanto efecto. En el, se lo ve trabajando un capitulo de Vagabond y como lo desarrolla desde el guion hasta el final. Sin embargo, no fue verlo trabajar lo que mas me llamo la atencion, sino una entrevista que le hacen a la mitad. Ahi cuenta que necesita contar la verdad de los personajes que dibuja, sino, no puede hacerlo. Por esa razon es que tarda tanto en hacer cada capitulo, y mas cuando hace casi diez años que Vagabond esta cercana a su fin (Inoue discontinuo la serializacion varias veces por no encontrar inspiracion para contarla). Por otra parte, cuenta que cada historia que dibuja necesita se convierta en una excusa para aprender algo, sino, no encuentra el porque hacerlas. Sin embargo, a medida que pasaba el documental, me empezo a llamar la atencion mas y mas la figura del protagonista de Vagabond, es decir, de Musashi Miyamoto.

Musashi Miyamoto es considerado el samurai mas fuerte de la historia de Japon. Combatio en 60 duelos y los gano todos. Cuando a los 30 años se retiro de los combates mano a mano, se dedico a la pintura, poesia y escultura. Es mas, en su pais, hasta principios de siglo XX, Miyamoto era mas recordado por sus pinturas que por haber sido la maquina de matar que asegura que fue. Antes de morir, escribio el "libro de los cinco anillos", un manual donde explica los conceptos basicos del arte de la estrategia del combate, pero que tambien se pueden aplicar a cualquier disciplina.

Obviamente, me baje el libro y me lo lei.

No es muy largo. Es un PDF de alrededor 40 paginas que esta dividido en 5 capitulos: tierra, agua, fuego, viento y vacio. En cada uno, hace un paralelismo con cada elemento y la estrategia, usando metaforas y dando su opinion sobre como se debe actuar en cada caso. En el capitulo de la tierra, Miyamoto escribe sobre el arte de la carpinteria. El carpintero elige los materiales y los selecciona para cada elemento que necesita construir. Una madera fuerte no la usara para hacer un adorno, ni una madera quebradiza la utilizara para hacer una columna en una casa. El exito del carpintero reside en conocer sus recursos y como sacar mayor provecho de ellos. Lo mismo se aplica al samurai o incluso al dibujante de historietas.

Cuando habla del agua, explica que uno se debe adaptar a cada lugar en el que esta. No es lo mismo pelear en la montaña, que una playa o un castillo. "Hay que ser como el agua", porque el agua toma la forma del lugar donde esta y se expande con el. El siguiente capitulo, el del fuego, Miyamoto explica que cada accion debe ser en pos de matar al rival y que ningun movimiento tiene que carecer de sentido. Obviamente, no voy a querer matar a nadie con una historieta, pero vamos a quedar con la parte del sentido. No sirve de nada hacer una historieta porque si. Quizas lo mismo entendio Inoue.

El capitulo del viento es una critica a las escuelas de espada que el conoce, explicando los pro y contras de cada una. Por ejemplo, explica que no se puede pelear todo el tiempo con una espada larga, porque hay lugares cerrados en las que no sirve y por lo tanto, las escuelas que solo las utilizan se convierten en infecientes. A medida que va desarrollando sus criticas, Miyamoto en realidad, va construyendo la argumentacion de su propia escuela de esgrima. En ella, se utilizan un sable largo y uno corto al mismo tiempo, para conseguir una mayor versatilidad que el rival.

Por ultimo, el capitulo del vacio habla sobre el maximo estado que un artista marcial puede llegar es el no pensar. El vacio es todo aquello que no tiene principio y fin. De esta forma, cada movimiento se volvera verdadero y en definitva, uno se volvera libre de los pensamientos y podra manejarse de manera natural frente a cualquier accion.
Brian.

viernes, marzo 17, 2017

Arritmia




El jueves llegue a casa, salude a Muffin que me esperaba saltando, la agarre, le puse la correa y nos fuimos al veterinario que teniamos turno con el cardiologo. Todo el dia habia estado nervioso por eso. Unos dias antes mi hermana me dijo que la habia llevado al medico y que le habian encontrado una arritmia y que por eso tenia que ir el jueves con la perra. Yo de chico tuve lo mismo, por eso, mientras caminabamos hasta la veterinaria, no podia dejar de pensar en toda aquella epoca de medicos y comidas sin sal. Muffin creo que pensaba que estabamos paseando como siempre.

Cuando llegamos, la veterinaria nos dice que era a las 19 hs. Eran 18:30 hs. Le decimos que mejor nos vamos a dar una vuelta y eso hacemos. Fuimos a la plaza de Avellaneda y Donato Alvarez. Caminamos un toque y volvimos.

Tocamos el timbre. Nadie nos atiende. Pasan 10 minutos. Nadie nos atiende. Por la ventana, veiamos que la veterinaria estaba atendiendo. Seguimos esperando un rato mas. Llega el cardiologo. Toca el timbre y al toque le abren. Pasamos. Habia dos perros antes que nosotros. Un caniche y otro que no se que raza es. Se llamaba Brownie.

Nos sentamos y esperamos. Suena el timbre y entra una bestia mitologica de 200 kilos. Babeaba y cada paso que daba retumbaba todo el cuarto. Lo meten directo en una pieza con otro veterinario. Muffin no lo podia creer. Yo menos.

Pasa el caniche a atenderse. Lo vemos. Muffin estaba nerviosa de estar ahi y un poco temblaba, pero el otro caniche era peor. Queria escaparse a toda costa. Mientras tanto, Brownie le ladrada a la pared. Pobrecito, tenia cataratas en los ojos.

Nos toca pasar. El cardiologo le hace el electrocardiograma. Es similar al que me hacian de chico. Muffin todavia estaba un poco nervioso y yo la calmaba mientras le ponian los cables. Se fue tranquilizando. El veterinario nos dijo de esperar en la sala los resultados.

La bestia mitologica sale del cuarto. Babeaba y cada paso que daba retumbaba el cuarto. Lo acompaña su dueño y el otro medico. Se despiden. Chau, chau, nos vemos. Muffin no lo podia creer. Yo tampoco.

Nos llama el cardiologo. Nos dice que es una arritmia respiratoria normal, que a los caniches le pasa mucho. Que no me preocupe. Nos dice cuanto le tenemos que pagar y nos despedimos.

Brownie seguia ladrandole a la pared.
Brian.