jueves, julio 04, 2019

Buffet








Esta es una historia triste.

Todos los dias iba a comer al comedor del trabajo. Ahi hay un buffet que trae comida a precios accesibles con menues bastante ricos. Ensaladas coloridas, sanguches sabrosos y platos calentitos. A veces, a la mañana, iba y me devoraba un cafe con leche con dos facturas por tan solo 50 pesos. Creo que he comido mas veces ahi que en cualquier otro lado (salvo en el Chino Centenario, un restaurante chino enfrente del Parque Centenario y en el que comi todos los mediodias de mi primer año en la secundaria).

Podria decir que en ese buffet fui feliz.

Hace dos semanas, fui a comer unas empanadas. 4 empanadas. 2 de carne y 2 de jamon y queso. No son la especialidad del buffet, pero son economicas y cumplen con el objetivo de calmar el hambre. Tambien me compre una botellita de coca cola sin azucar. En total gaste 152 pesos y pague con un billete de 1000. Mis ultimos 1000 pesos antes de volver a cobrar. La cajera me dio el vuelto y me volvi a mi oficina.

A la noche, fui a hacer las compras. Tenia 848 pesos en mi billetera. Compre los productos que iba a consumir esa semana pero no pude llevarmelos a mi casa. El billete de 500 pesos que me habian dado de vuelto en el buffet era trucho. Devolvi todo lo que queria comprar y me volvi a mi casa con las manos vacias.

Al otro dia, fui al buffet a reclamar. La cajera me dijo que era imposible y que deberia haber devuelto el billete en el mismo momento que me lo habia dado y que cuando ocurrian casos asi, no habia problema de devolverlo. Le dije que no me di cuenta, le conte como me entere que el billete era falso y le volvi a reclamar. Me contesto que ella no podia hacer nada. Exigi hablar con su superior.

Vino una mujer con cara de enojada.

Le explique todo devuelta. Me dijo que no me iba a dar nada y que yo estaba mintiendo. Le pedi por favor hablar con su superior, pero no estaba. Tenia que volver al mediodia.Tambien me ofrecio escribir en el libro de quejas.

Escribi un monton. Toda una hoja.

A las 13:30 subi a hablar con el superior. Toque la puerta de su oficina y me abrio un hombre colorado y pelado. Le explique quien era. Me dice que no puede saber si yo estaba diciendo la verdad. Le argumente que yo voy todos los dias a comer ahi y que seria poco inteligente querer robarle 500 pesos. Me contesta que mucha gente lo quiere estafar con billetes falsos y me los muestra. Le digo que no es mi caso y le comento que ya no me importan los 500 pesos pero que no me trate de mentiroso y ladron. Me dice "no te preocupes que algo vamos a hacer".

Vuelvo a mi oficina.

Mas tarde me llama la mujer con cara de enojada. Me pide subir a la oficina de su superior. Voy. Subo los dos pisos. Toco la puerta. La mujer me dice que no hay nadie. Que vuelva mañana viernes. ¿Por que me hizo subir entonces? Todo muy raro.

Al dia siguiente no pude ir. Tampoco el lunes. No volvi a ir al comedor desde aquel dia. Es mas, no voy a gastar un peso nunca mas ahi.

Son unos ladrones.
Brian.